Posteado por: Lizer | junio 30, 2010

Negocios

Bueno, en esta situación, lo que habría que hacer, es devolverles la moneda: Dilatar el proceso de pago a través de numerosas reuniones de desayuno, foto y charla hueca, renunciar a acuerdos, dejar que entre por medio la vía judicial y, en el último momento, negociar a la baja y meterles de vuelta todo el empandullo que el Gobierno de Aragón, siempre tan fiel y bondadoso con España, aceptó como pago de la deuda tributaria del Estado con Aragón: principalmente todos esos edificios post-Expo.

Como al Gobierno de España no se le presume reciprocidad en esta bonhomía, ni se les presupone ser unos ababoles integrales, ya nos podemos ir preparando para devolver 800 kilitos. Y rápido.

Eso sí. Aquí prudencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: